Costumbres y Tradiciones
 

 ¿Por qué se visita los cementerios en el Día de Todos los Santos?

día de los muertos, imagen alusiva, esqueleto colorido tomando tereréSi bien el Día de los Difuntos se recuerda el 2 de noviembre, muchas personas visitan los cementerios un día antes: el de Todos los Santos, debido a que anteriormente solía ser feriado.

El sacerdote Eusebio Lezcano comentó a ABC Digital que el Día de Todos los Santos es una fecha en que se conmemora a los santos que legaron sus enseñanzas y testimonios de vida en pro de la vida cristiana.

Es una festividad católica en que se rinde homenaje a los santos conocidos y desconocidos, según el papa Urbano IV, para compensar cualquier falta a las fiestas de los santos durante el año por parte de los fieles (Wikipedia). "El Día de Todos los Santos esta en el calendario litúrgico como un homenaje a los que nos precedieron en la vida. Uno no nace santo, se hace", explicó Lezcano.

Pero, ¿por qué la gente visita los cementerios si se recuerda a los santos? Según el padre Lezcano, esta costumbre se instauró debido a que el Día de los Difuntos es un día laboral, mientras que el Día de Todos los Santos era feriado nacional.

Entonces, se aprovechaba dicho feriado para "matar dos pájaros de un tiro": recordar a los santos y visitar a los seres queridos en sus respectivas tumbas, comentó.

  EL KARAI OCTUBRE - JA'UKE LA JOPARA 
Según la mitología guaraní, el Karaí Octubre sale del monte y llega a los hogares al inicio del décimo mes para castigar a quienes no han sido previsores. Por ello, no debe faltar en la mesa del mediodía del 1 de octubre un suculento plato de jopara (mezcla o combinación en guaraní) plato típico paraguayo que lleva carne y porotos, con la intención de conjurarlo, ya que este duende no se queda en los lugares donde hay abundancia.
De acuerdo a la leyenda, la abundancia de la comida alejará al duende y con él se irán la escasez y la pobreza. El mitico Karaí Octubre (Señor Octubre) es una figura petisa y barbuda de rasgos duros, que usa un sombrero de paja y lleva un látigo en sus manos .
Según la tradición, octubre es el mes en que escaseaban los alimentos: la mandioca, el maíz y otros vegetales que son más difíciles de conseguir en el campo. Algunas de las costumbres de antaño de los abuelos, bisabuelos, en otras épocas era por ejemplo levantarse bien temprano con un látigo, un chicote o un cinto en mano y pegar en todos los rincones de las habitaciones diciendo “para que se retire el Karaí Octubre de esta casa”, o bien dejar un plato de comida en la puerta de la vivienda para que el que pasara por allí se la llevara o invitar a los vecinos ese dia con un plato preferentemente de guiso.